Las mascarillas KMK cumplen con la normativa dictada por el Minsa. 

Son de tela, lo que te permite lavarlas cuantas veces quieras porque el estampado es sublimado y no se destiñe.